domingo, 21 de septiembre de 2008

La importancia de las búsquedas

Basado en hechos reales.

Pascual se esfuerza todos los días por mejorar su nivel en la lengua de la Gran Bretaña y un día leyó en una publicación de informática (ya sé, ya sé que en este mundo de la informática la prensa escrita esta de capa caida, pero Pascual aún hace uso de ella) una lista con de los gadgets más "cool" e instaló unos cuantos en su Windows Vista.

Pascual es muy amigo de Anacleto y a ambos les apasiona el mundo de la informática (incluso la personal), por ello no es de extrañar que en una reunión informal Pascual le hable a Anacleto de algunos de los maravillosos gadgets. El que más había impresionado a Pascual se llamaba “say it”, fueron a la página de descargas de Windows Vista y teclearon la palabra mágica, ¿el resultado? “No results”.



Claro navegar a lo largo y ancho de más de 5.000 gadgets, no era algo que a Anacleto ni a Pascual les apeteciese especialmente, así que Pascual pensó: “vamos a buscar el articulo en la web de la revista”… y eso hicieron, en la web de la revista pusieron: gadgets Windows Vista, con idénticos resultados: ninguno. Pascual sorprendido, incluso busco: “Windows” en la web de su apreciada revista, SIN ÉXITO!!!

No podía ser, ¿sería un troyano? Anacleto aburrido invitaba a Pascual a volver al salón y tomar otro Caol Ila, pero antes Pascual quiso hacer la última prueba, era un poco absurdo, pero iba a intentarlo, buscar “say it” en google… y VOILA, allí estaba... en la página de descargas de gadgets!!! Anacleto podía probar el gadget más tarde; ambos rellenaron el vaso de Caol Ila y terminaron de pasar juntos la tarde.


Como un amigo me dijo un día, los usuarios no necesitan un buscador, necesitan un “encontrador”. Seguro que partiendo de esa premisa, seremos capaces de dar a los internautas el producto de búsqueda que necesitan

5 comentarios:

Pedro dijo...

Enhorabuena por la iniciativa del blog, realmente inteligente,...

Mucha suerte con el proyecto

jose dijo...

Es importante que el buscador encuentre, pero para que lo haga, lo primero que debe ocurrir es que el buscador entienda la pregunta. Me explico, en el link de abajo podemos ver cómo se hace una pregunta al buscador sobre los monumentos de Segovia que NO sean el acueducto, pero el primer resultado es precisamente el propio acueducto. Esto se debe a que, a día de hoy, los buscadores no incorporan "de serie" técnicas de reconocimiento de lenguaje natural. La complejidad que tienen los motores de búsqueda hace que sea cada vez más necesario incorporar técnicas que interpreten lo que el usuario preguntando al lenguaje del buscador.

http://www.google.com/search?hl=es&q=museos+de+segovia+que+no+sean+el+acueducto&btnG=Buscar&lr=lang_es

Pedro Antón dijo...

Pedro, gracias por los ánimos.
Jose, seguro que conseguimos que entienda!
Pero te comento, que según los análisis estadísticos de las búsquedas que se realizan en sistemas de información similares al nuestro (de cierta complejidad), los usuarios no emplean el lenguaje natural para interactuar con el sistema, sino que se comunican con ordenes. ¿Quizá les hemos acostumbrado mal?

Borja Ramirez dijo...

pedro, me alegro enormemente de constatar que las cosas van poco a poco cambiando en Gobierno, con interesantes y ambiciosas iniciativas como la que persigue este blog.

En relación a tu comentario sobre el "encontrador" me gustaria apuntar un par de comentarios al respecto. Bajo mi opinion personal un buscador debe de ir mucho más alla de permitir a un usuario "encontrar" información:

Segun nuestra experiencia en Gov Site-Search, las intenciones de búsqueda de los usuarios pueden agruparse (a un alto nivel) bajo dos tipos de patrones: 1) las búsquedas de localización de información, donde el proposito es "encontrar" un dato o una respuesta a una pregunta ("quiero encontrar X"), a.k.a. factual search. Por ejemplo aplicado a vuestro area de información, seria algo asi como necesito un hotel en Barcelona, o un campo de golf en malaga. Por otro lado tenemos 2)las búsquedas que denominamos de descubrimiento, donde el usuario desea no "encontrar" sino "descubrir": por ejemplo un usuario tiene planeado ir a Sevilla a un evento, y quiere que el buscador le sugiera, le proponga, le inquiete, le emocione,le excite. Este tipo de búsqueda es mucho más compleja de satisfacer porque debe de adaptarse a los intereses personales del individuo. La buena noticia es que gracias a la socialización de la búsqueda (i.e. la capacidad de personalizar modelos de ranking en base a datos estadisticos de perfiles) podemos realizar cosas muy interesantes para ofrecer diferentes propuestas relacionadas con la nacionalidad, edad, intereses personales, etc de cada usuario. Todo esto es hoy en dia factible gracias a la detección de entidades, tecnologia de clusterización, hipervinculación automatica, analitica de perfiles, utilización de indices sociales como OpenSocial, escucha activa y federación de otros medios la social web (Facebook, linkedin, youtube,flickr, amazon, twitter, etc), indices open source como BOSS, etc...

La búsuqeda debe de ser tratada como un proceso de alta interactividad y no puramente un sistema transaccional. La busqueda en el ambito turistico debe de sugerir, informar y sobre todo entretener! La riqueza de la interacción será lo que nos haga volver al buscador y convierta la búsqueda en una grata experiencia y no en una mera acción-reacción.

Pedro Antón dijo...

Interesante aportación.