domingo, 1 de noviembre de 2009

Un poco mas cerca

Ya queda menos para que el nuevo sistema de información vea la luz. Y he querido compartir una genial lectura que me ha dado que pensar sobre porque nos encontramos en este punto.

La lectura es de Lynn White jr (1962). “El estribo, el combate con carga de caballería, el feudalismo y la caballería”. Tecnología medieval y cambio social y he encontrado en la red este enlace donde se puede leer completo.


En pocas palabras, White (1963) realiza una brillante reflexión sobre los cambios que se acontecieron en el mundo gracias a la incorporación del estribo como parte del equipamiento del caballo. Según White (1963) el estribo brindaba un apoyo al jinete que posibilitaba una capacidad de ataque desconocida, sin embargo el mantenimiento de este tipo de unidades de combate (los caballeros) obligaron a un cambio en el orden social e hizo aparecer una clase social (los caballeros) que prevaleció durante siglos. White (1963) busca a lo largo y ancho del territorio conocido en el entorno del bajo Medievo, como el estribo llegó a los francos, siendo la respuesta del enigma temporal, la aparición de diferentes hallazgos arqueológicos que sustentan la hipótesis de la aparición del feudalismo al amparo de las posibilidades que genera la incorporación del estribo en el arte de la guerra. La aparición de esta clase social se sustenta en la expropiación de tierras de la iglesia para su distribución a cambio de prestar servicio como caballero. Esta característica de riqueza asociada a responsabilidad pública se mantuvo hasta la desaparición de la sociedad feudal y fue esta nueva clase social, los caballeros, el eje vertebral de lo que conocemos como edad media.

Esta lectura forma parte de los artículos de referencia para defender el determinismo tecnológico, que básicamente define que la tecnología determina los cambios sociales y culturales. La última revolución tecnológica en la que nos encontramos inmersos ha provocado lo que conocemos como Sociedad de la Información.

Cuando comenzamos a pensar en que hacer para re-posicionar nuestro sistema de información en lo más alto, cómo le corresponde, lo primero que hicimos fue un estudio de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Voy a dejar aquí lo que, a mi entender, merece más la pena, las oportunidades que aparecieron ante nosotros, aunque en este tiempo que ha pasado, hay más, muchas más. Pero lo que parece claro es que hay que continuar avanzando en esta dirección, porque tenemos nuestro propio "estribo".